Los tripulantes del Nuevo Luz Alba sobreviven a un fuerte temporal al ser rescatados en mar abierto

  • Los tripulantes del pesquero Nuevo Luz Alba, tras quedar a la deriva en medio de un fuerte temporal, describen la experiencia como un susto grande y una dosis de adrenalina, mientras permanecen en Celeiro tratando de reparar el motor de la embarcación.

Los seis valientes tripulantes del Nuevo Luz Alba, un pesquero de bandera mauritana y base en Santander, enfrentaron momentos de angustia y tensión el Jueves Santo cuando su embarcación quedó a la deriva en medio de un feroz temporal, a unas 15 millas de la costa de Galicia. Uno de los marineros describió la situación como “un susto grande, con mucha adrenalina en esos momentos”, mientras que otro, más experimentado, la calificó como “parte del día a día, nada grave; sí, había temporal, pero no diferente a muchos otros”.

En Celeiro, los seis tripulantes permanecen a bordo del Nuevo Luz Alba, donde están centrados en reparar el motor de la embarcación. Durante el día, dedican horas en la sala de máquinas, trabajando arduamente para solucionar la avería que los dejó a merced del mar. Por las noches, descansan en el barco, una rutina común para los marinos que prefieren estar cerca de su lugar de trabajo.

La avería, presumiblemente causada por el fuerte temporal que provocó el desbordamiento de combustible y el bloqueo del motor, ha dejado al Nuevo Luz Alba inactivo por el momento. Aunque los tripulantes esperan volver al mar lo antes posible, no pueden establecer una fecha exacta para su regreso. Todo dependerá de cuándo se repare completamente el motor, pero confían en que sea en los próximos días.

El rescate, llevado a cabo por los equipos de Salvamento Marítimo, fue una operación delicada debido a las condiciones adversas del mar. Optaron por remolcar el buque al puerto de Celeiro en lugar de dirigirse a Burela, como estaba planeado originalmente, debido al estado del mar. A pesar de los desafíos, el equipo de rescate logró traer a salvo a los valientes marineros del Nuevo Luz Alba, demostrando una vez más su destreza y profesionalismo en situaciones de emergencia en el mar.