La Xunta destaca la relevancia para el sector de investigaciones del CIMA como el estudio de la resistencia de los berberechos frente a enfermedad de la marteiliosis

  • El Centro de Investigaciones Marinas concluyó este año el proyecto Resmart, puesto en marcha hace dos años y que contó con financiación de la Consellería del Mar
  • Además de divulgar los resultados, los investigadores presentaron una guía con recomendaciones para recuperar bancos marisqueros que puedan verse afectados
  • La directora general de Desarrollo Pesquero puso en valor a creciente colaboración de los profesionales de la pesca y el marisqueo con los organismos científicos

La directora general de Desarrollo Pesquero, Susana Rodríguez, asistió hoy en el Centro de Investigaciones Marinas (CIMA) de Corón, en Vilanova de Arousa, a la jornada de divulgación en la que se presentaron los resultados obtenidos en la acción de investigación sobre la Resistencia del Berberecho a la Marteiliosy (Resmart). Con este encuentro se busca hacer llegar al sector marisquero y al personal técnico e investigador relacionado con la gestión de los bancos información sobre los mecanismos de resistencia del molusco frente al parásito que causa esa enfermedad. También se presentó una guía con recomendaciones para la recuperación de bancos marisqueros que puedan verse afectados. 

Susana Rodríguez destacó la relevancia de este tipo de iniciativas, que junto a otras pioneras puestas en marcha por la Consellería del Mar, como es el caso de Redemar, la Red entre el sector pesquero y organismos científicos en la Comunidad Autónoma de Galicia, están orientando la I D i marina a ámbitos fundamentales para los profesionales del mar. Un ámbito donde también está destacando el CIMA que dirige Carlos Gabín.

El equipo de investigadores del centro que lidera el doctor en Biología por la USC Antonio Villaba desgranó como desde lo 2012 se produjeron mortandades masivas de berberecho en la Ría de Arousa que asolaron los bancos de este bivalvo. Personal investigador del CIMA comprobó que se debían a la infección por el protozoo Marteilia cochillia, causante de la marteiliosis. El mal se expandió hacia las Rías de Pontevedra y Vigo, mientras que no se detectaron brotes cara el norte. 

El seguimiento epidemiológico desarrollado por estos investigadores mostró que, cada año, un nuevo brote de la enfermedad ocasionaba la extinción de cada nueva generación de berberechos. A partir de 2016 se detectó un cambio en ese padrona, observándose una merma del incidente de la enfermedad y un aumento en la supervivencia de los nuevos reclutas de berberecho, lo que llevó la recuperación del marisqueo de este molusco en 2019.

Nuevos experimentos del personal investigador del CIMA, algunos en el ámbito del proyecto europeo COCKLES en colaboración con grupos del Centro Tecnológico del Mar-Fundación Cetmar, la Estación de Ciencias Marinas de Toralla (Ecimat, CIM, Universidad de Vigo), las cofradías de pescadores de Cambados y Vilanova de Arousa y la empresa Hydrosphere S.L., demostraron que el parásito seguía estando presente en la ría con la misma virulencia y sugerían que la resistencia a la marteiliosis de los berberechos reclutados en el interior de la Ría de Arousa había ido aumentando por un proceso de selección natural. 

Investigadores del grupo Acuigen (Área de Genética de la Universidad de Santiago de Compostela), también implicados en los experimentos, confirmaron que esa resistencia por selección natural tiene una base genética e identificaron marcadores moleculares de la resistencia a la marteiliosis. Paralelamente, en el 2014, otro equipo de investigación del CIMA había iniciado un programa de mejora genética basado en cruces controlados de berberechos en el criadero de sus instalaciones, con el fin de incrementar la resistencia a la marteiliosis. Comprobaron que la descendencia de estos berberechos también mostró resistencia a la enfermedad.

En 2021 nacía la acción de investigación Resmart, financiada íntegramente por la Consellería del Mar de la Xunta de Galicia y desarrollada por investigadores de las Áreas de Patología, Recursos Marinos y Acuicultura del CIMA. Esta investigación, que tiene su final en el presente año 2023, se marcó cómo objetivos, en primer lugar, confirmar la hipótesis de que la resistencia a la marteiliosis aumentó en la ría de Arousa por selección natural.

En segundo término, evaluar, mediante la producción de una tercera generación del programa de cruces controlados, si la ganancia del aguante frente a la enfermedad con este procedimiento supera o no la obtenida a través de la selección natural; en tercero, identificar proteínas implicadas en este mejor comportamiento frente a la marteiliosis; y el cuarto aspecto fue lo de determinar si los marcadores de resistencia que se encontraron asociados a la selección natural también aparecen en los berberechos resistentes del programa de cruces controlados. Este último fue encomendado al grupo Acuigen.

Este trabajo constituye una prueba más de los buenos resultados que se consiguen al estrechar la colaboración entre el sector marítimo-pesquero gallego y los organismos científicos, como ocurre gracias a la iniciativas como Redemar.