Crisis en la cofradía de Cambados por una gestión desastrosa y un vacío de poder

  • José Manuel Vilas, ex patrón mayor de la cofradía de Cambados, atribuye la crisis actual a una gestión desastrosa del marisqueo y a la falta de liderazgo, instando al actual patrón mayor a asumir su responsabilidad y tomar medidas para garantizar la viabilidad de la entidad.

José Manuel Vilas, quien fuera patrón mayor de la cofradía de Cambados, lamenta la situación actual de la entidad, que atribuye a una gestión desastrosa del marisqueo y a un vacío de poder en la toma de decisiones cruciales. Según Vilas, la cofradía era solvente y capaz de enfrentar los desafíos antes de su destitución mediante una moción de censura. Sin embargo, el nuevo equipo directivo se ha limitado a “autofelicitarse por lo que no han logrado hacer”.

Vilas señala que los problemas de la cofradía derivan de una gestión ineficiente de los bancos marisqueros y la falta de liderazgo para tomar decisiones difíciles pero necesarias para garantizar la viabilidad económica. Critica la actuación de la presidenta de la agrupación de marisqueo a pie, Teresa Bugallo, a quien acusa de tomar decisiones improvisadas que han afectado negativamente a las futuras cosechas.

Además, Vilas denuncia una política de complacencia hacia intereses particulares, como la contratación de servicios jurídicos costosos y acuerdos desfavorables con el personal de la cribadora, que han afectado negativamente a las finanzas de la cofradía.El ex patrón mayor también cuestiona la gestión de Porto de Cambados, una empresa estratégica para la cofradía, acusando a la directiva de favorecer los intereses de su principal competidora en detrimento de los propios.

En este contexto, Vilas insta al actual patrón mayor, Alejandro Pérez, a asumir su responsabilidad y tomar medidas para garantizar la viabilidad de la cofradía. Además, sugiere que Pérez evalúe si cuenta con la capacidad necesaria para liderar la entidad y si su situación legal podría afectar su desempeño en el cargo.